Cómo abrir una cuenta bancaria offshore

Ya seas estadounidense, europeo o chino, los tiempos que corren son muy difíciles para abrir una cuenta bancaria offshore. La mayoría de los bancos internacionales están cerrando sus puertas a aquellos que no cuentan con visas de residencia. En esta entrada le explicamos cómo podrá abrir una cuenta bancaria offshore.

Existen dos tipos de cuentas bancarias offshore:

  • Cuentas bancarias offshore básicas en pequeños bancos de las Islas Cook y Belice, en otras jurisdicciones offshore.
  • Cuentas comerciales en grandes bancos de Hong Kong, Suiza o Panamá.

Éstos requieren el uso de una estructura más avanzada, un fideicomiso offshore y el uso de un admnistrador de inversiones en el país donde abrirá la cuenta bancaria offshore. Por ejemplo, establecer un fideicomiso offshore en Islas Cook con un fideicomisario y protector de Islas Cook. Posteriormente, se contrata a un administrador de inversiones en Suiza quien a su vez, abre la cuenta bancaria offshore.

Esta estructura de fideicomiso offshore le otorga al fideicomitente 2 o 3 niveles de separación de las actividades de fideicomiso, lo que aumenta significativamente la protección de los activos. Debido a los costos de constituir y administrar estas estructuras, generalmente son útiles para cuentas offshore en torno  1.5 a 2.5 millones de dólares, aunque es posible abrir una cuenta administrada en el exterior con 500.000 dólares.

Debido al tamaño de la cuenta, y debido a la separación entre el fiduciario y el administrador de inversiones, estas cuentas bancarias offshore son relativamente fáciles de abrir. En la mayoría de los casos, es suficiente con completar algunos formularios. Dependiendo del país y el banco, también se podría requerir una visita personal.

Otra opción sería abrir una cuenta bancaria offshore en un pequeño banco offshore. La mayoría de estos bancos le permitirán abrir una cuenta por correo electrónico. Necesitará una copia certificada de los documentos de su compañía, una copia notariada de su pasaporte, una copia notariada de una factura de servicios públicos que refleje su nombre y domicilio y, en algunos casos, una carta de referencia bancaria.

La mayoría de estos pequeños bancos offshore requieren un depósito mínimo de cuenta entre 5.000 a 20.000 dólares. Los cheques no están disponibles y la mayoría de las transacciones se completan por transferencia bancaria. Algunos bancos offshore ofrecen tarjetas de débito.

Los bancos offshore más pequeños se utilizan para mantener sus cuentas de ahorro e inversión.  Estos bancos aceptarán cuentas comerciales. Sin embargo, debido a los costos de las transferencias electrónicas, generalmente no se recomiendan para compañías con más de 4 a 7 transacciones al mes. Por supuesto, si las transferencias entrantes y salientes son considerables, aún podría considerar un banco offshore con mayores volúmenes.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *