El testaferro y la sociedad pantalla

Desde Offshore Advisory, desvelamos en qué consisten los testaferros y cuál es su uso en las sociedades pantallas. Dos herramientas legales interesantes y conocidas en el mundo de las inversiones internacionales. A pesar de que sean unos instrumentos fuera de la ilegalidad, a día de hoy, es muy frecuente relacionar a estas figuras con las más conocidas tramas de corrupción política.

¿Qué es el testaferro?

El testaferro es aquella persona que presta su nombre en un contrato, pretensión o negocio que en realidad es de otra persona. La estructura operativa y funcional del testaferro y de sus sociedades pantallas se basa en sus cinco elementos: el dominus, el testaferro, la sociedad raíz, la sociedad pantalla y los gestores o agentes fiduciarios. Conozca en qué consiste cada uno.

El Dominus es el interesado real de la relación. Éste logra encontrar un testaferro adecuado, de mediana edad, con buena apariencia, solvencia, con un domicilio desconocido y ajeno al negocio que se pretende ocultar y del que pueda fiarse. Suele ser un familiar o persona de confianza, aunque también puede ser un tercero acostumbrado a este tipo de negocios. Normalmente se le remunera económicamente mediante una comisión en contraprestación a la aportación de su identidad.

Tras esto, el dominus sitúa al testaferro como administrador único o socio único/mayorista de una sociedad raíz, normalmente, una newco, una sociedad nueva “prefabricada”, con un objeto social amplio y dispuesta para operar.

Esta sociedad raíz constituye o compra todas o la mayoría de las acciones y/o participaciones de otras sociedades, en este caso, sociedades pantalla localizadas en países con alto secreto bancario y tipos impositivos muy bajos, como en paraísos fiscales.

Y por último, se le da poder de representación a los gestores o agentes fiduciarios, que son despachos profesionales especializados y que operan con estos capitales bajo las órdenes del dominus. Como puede observar, el dominus no aparece en ningún registro. Sin embargo, es el que toma todas las decisiones, es decir, es el administrador de facto de todas esas operaciones.

Usos

Estas figuras suelen emplearse para diferentes finalidades, como por ejemplo: evitar acciones de reclamación sobre posibles acreedores en supuestos de insolvencia, fraude fiscal en fase recaudatoria, blanqueo de capitales facilitando la compra de personas que no pueden aparecer como verdaderos titulares, simular pérdidas a efectos fiscales, emitir facturas irreales de negocios no existentes, etc.

A pesar de que haya algunas actuaciones fuera de la legalidad y absolutamente penadas por la ley, estas figuras pueden estar legalmente amparadas y ausentes de fraude o de fin ilícito, es decir, perfectamente legal.

Penalidad

La figura del testaferro o la de la sociedad pantalla ha sido históricamente perseguida por la Hacienda Tributaria, y es objeto de investigación de inspectores fiscales. En ocasiones, el Gobierno español ha lanzado campañas para detectarlos, limitarlos, o dificultar sus actuaciones bajo las políticas comunitarias.

Como conclusión, destacamos que el uso de testaferros y de sociedades pantalla no es delictivo mientras su último fin no sea fraude, falsedad documental o cualquier otro fin ilegal. Por lo tanto, la existencia de dichas sociedades y de testaferros es completamente legítima. No obstante, cuando son utilizadas para fines ilícitos son castigadas administrativamente con sanciones tributarias.

Algunos de los casos más polémicos y de relevancia de utilización de testaferros y sociedades pantalla han sido los siguientes: caso Mario Conde, trama Filesa, caso Roldán, trama de los Eres, caso Emperador, trama Noos, caso Malaya, trama Gürtel, asunto Blasco, asunto Campeón y caso Gowex entre otros.

Consulte sus dudas con nosotros. Si desea saber más sobre el papel de los testaferros y de las sociedades offshore u pantallas, podrá recibir una consulta gratuita en materia de asesoramiento tributario para su empresa.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *